los-valores-donaciones-cadaveres

DIGNIDAD, RESPETO Y ANONIMATO:

EL AGRADECIMIENTO DE LA COMUNIDAD CIENTÍFICA

Tanto los profesionales de la investigación como los estudiantes, que son formados en valores y supervisados por los profesores, son conscientes del enorme gesto que el Donante de Cuerpo hace por la sociedad. Por ello, el respeto hacia un cuerpo con el que se trabaja y aprende es supremo.

Todos los agentes que entran en contacto con ese cuerpo son portadores del compromiso que el donante adquirió, teniendo siempre presente que perteneció a una persona de una gran talla humanitaria y que esta persona es la que les permite mejorar sus conocimientos.

La comunidad médica y científica agradece de forma máxima el importantísimo legado de los donantes y garantizan, de forma ineludible, tres aspectos fundamentales: dignidad, respeto y anonimato.